INVIERTE EN TU SEGURIDAD

Mantenimiento del vehículo

Llevar tu coche o moto a un taller profesional para su mantenimiento es una decisión inteligente que puede marcar la diferencia en la vida útil y el rendimiento de tu vehículo. El mantenimiento preventivo es una inversión importante en la protección de tu automóvil y en tu seguridad en la carretera.

Reservar una cita

Si necesitas que realicemos una revisión o ITV a tu vehículo.

Horario de Atención
Llamada de emergencia

938 61 63 39

Mantenimiento del Vehículo

Llevar tu coche a un taller profesional para su mantenimiento es una decisión inteligente que puede marcar la diferencia en la vida útil y el rendimiento de tu vehículo. Nuestros mecánicos profesionales tienen la formación y la experiencia necesaria para comprender a fondo la mecánica de los vehículos. Saben cómo detectar y resolver problemas de manera eficiente, lo que garantiza que tu coche reciba el cuidado adecuado. Además, contamos con herramientas y equipos especializados que son necesarios para llevar a cabo reparaciones y mantenimiento de alta calidad. 

Esto asegura que las tareas se realicen de manera eficaz y segura. Nuestros mecánicos pueden realizar un diagnóstico preciso de los problemas de tu coche. Esto significa que no se realizarán reparaciones innecesarias y que solo se abordarán las áreas que realmente necesitan atención. 

Cabe añadir que, que utilizamos piezas de repuesto de calidad y, en muchos casos, piezas originales del fabricante. Esto garantiza que las piezas que se instalan en tu coche sean fiables y estén respaldadas por garantías.

El mantenimiento preventivo es una parte muy importante del cuidado y la protección de tu automóvil. Aquí hay algunas razones por las que el mantenimiento preventivo es importante para tu coche:

Vida útil del Automóvil

Un mantenimiento regular ayuda a prevenir problemas mayores en el futuro y prolonga la vida útil de tu coche, moto o camión.

Mejora la Seguridad

Incluye la revisiónde componentes críticos como los frenos, las suspensiones y las ruedas, lo que aumenta la seguridad en la carretera.

Eficiencia del combustible

Un coche bien mantenido es más eficiente en el consumo de combustible, lo que puede ahorrarte dinero a largo plazo.

Mayor Rendimiento

Mantenimiento preventivo regular asegura que tu coche funcione a su mejor capacidad y mejora su rendimiento.

Evita costosos arreglos

El mantenimiento preventivo puede detectar y corregir problemas antes de que se conviertan en problemas costosos.

Mantiene el valor de reventa

Un historial de mantenimiento preventivo continuo puede ayudar a mantener el valor de reventa de tu automóvil .

¿Qué incluye nuestro mantenimiento?

 Cambiar el aceite de motor cada tres meses o 10.000 kilómetros y el filtro de aceite cada 10.000 kilómetros.
 Revisar el filtro de aire cada 10,000 kilómetros y cambiar si es necesario.
 Presión de las llantas: colocar la presión indicada y rotar las llantas y balancearlas cada 10.000 kilómetros.
 Revisar la alineación del vehículo y proceder a realizar servicio si es necesario corregir algún ángulo de este.
 Revisar los amortiguadores: es necesario verificar si están gastados o presentan fugas, en cuyo caso deben cambiarse, siempre en pares.
 Revisar el refrigerante del sistema de enfriamiento del motor: es importante revisarlo semanalmente.
 Revisar el estado de la batería cada vez que se cambie el aceite.
 Revisar los faros: hacer una inspección de los focos de cabina, guías, y direccionales.
 Revisar el líquido de dirección hidráulica: al menos una vez al mes, y rellenarlo cuanto su nivel esté bajo. También debe revisarse la bomba y mangueras, en caso de que haya fugas.
 Revisar el líquido de los frenos: una vez al mes para detectar si existen fugas. 
 Revisar bandas y correas y el líquido de transmisión manual y automática.

Después de ver los elementos principales que deben revisarse al momento de hacer el mantenimiento preventivo, seguro piensas ¿cómo estar atento al próximo mantenimiento? No tienes que preocuparte porque en SEGIMON AUTOMOCIO te llevamos un minucioso control del mismo y hacemos envíos de recordatorios del próximo mantenimiento, al igual que dejamos en tu vehículo
indicaciones sobre el próximo servicio de fácil comprensión

PREGUNTAS FRECUENTES

Si tu fabricante permite distintas viscosidades de aceite debes saber que: 

Un aceite más fluido (5W30) disminuye la fricción del motor y permite ahorrar combustible. Estos aceites están recomendados para vehículos con menos de 100.000 kms y el periodo de cambio se sitúa entre los 20.000 y 30.000 kms en función del fabricante.

Un aceite más viscoso (10W40) está indicado para vehículos con muchos kms en los que las piezas metálicas (cilindros, segmentos, etc..) han sufrido desgaste. Estos lubricantes, al ser más gruesos, ayudan a evitar la fricción entre las piezas, protegiéndolas de un mayor desgaste y alargando la vida útil del motor. el periodo de cambio se sitúa entre los 7.000 y los 10.000 kms. Los lubricantes más fluidos son los 0W y 5W para el arranque en frio y los W20 y W30 en caliente, mientras que los aceites más viscosos son los 15W y 10W para el arranque en frio y los W40 y W50 para el funcionamiento del motor en caliente.

La respuesta es NO. No se pierde la garantía del fabricante si pasas la revisión de tu coche en nuestro taller multimarca. Está regulado legalmente desde que salió la normativa en mayo del año 2010.

Para saber cada cuánto pasar la revisión del coche lo mejor es que consultes con el libro de mantenimiento del fabricante del vehículo, ya que para cada coche o furgoneta será diferente. Si sigues el mantenimiento del coche indicado en el libro, conseguirás alargar la vida útil del mismo.

Durante la vida útil de un coche bien cuidado y pasando todas las revisiones de mantenimiento, podemos tener unas 11 revisiones que se pueden clasificar entre habituales y recomendadas. Recuerda que son datos aproximados y que siempre debes consultar antes con el libro de mantenimiento del fabricante o con nosotros si tuvieses dudas. Las revisiones se pueden calcular por años o por kilómetros, siempre lo que llegue antes a la hora de mirarlo. Es decir, dependen del intervalo de tiempo y kilometraje.

Revisiones de mantenimiento del coche más habituales:

 Revisión a los 2 años o a los 30.000 Km: se trata de la primera revisión y suele centrarse en el cambio de aceite y filtro del aceite.

 Revisión a los 4 años o a los 60.000 km: esta revisión es importante porque se suelen hacer varias operaciones con piezas de recambio como el cambio de aceite y filtro, cambio del filtro de combustible, cambio de bujías de gasolina, además de una comprobación general del vehículo.

 Revisión a los 6 años o los 90.000 km: se trata de una revisión sencilla como la primera.

 Revisión a los 8 años o a los 120.000 km: se trata de una revisión vital para el vehículo que afecta a varias partes de este, como la de los 4 años o 60.000 km.

 Revisión a los 10 años o a los 150.000 km: sencilla como la primera.

 Revisión a los 12 años o más, o a los 180.000 km o más: de nuevo, se trata de una revisión completa.

Otras revisiones de mantenimiento del coche menos habituales:

 Revisión del coche a los 3 años o a los 45.000 km
 Revisión del coche a los 5 años o 75.000 km
 Revisión del coche a los 7 años o a los 105.000 km
 Revisión del coche a los 9 años o a los 135.000 km
 Revisión del coche a los 11 años o a los 165.000 km

En estas revisiones se suele revisar y cambiar el líquido de frenos, las pastillas y discos de freno, los neumáticos, las escobillas limpia parabrisas y a partir del cuarto año también una revisión Pre-ITV. Aunque siempre hay que estar atento por si sufrieran un desgaste prematuro, ya que habría que hacerlo antes.

LLAMADA DE EMERGENCIA

938 61 63 39

RESERVA TU CITA
Scroll al inicio